40 mil damnificados tras desbordamiento de ríos en Paraguay

article-image

Las autoridades paraguayas elevaron hoy a 40.000 los damnificados y a tres los fallecidos por las riadas que se registran en la región occidental del Chaco, principalmente en el área de la frontera con Argentina.

El director de operaciones de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Aldo Saldívar, dijo a emisoras de radio que esa cantidad de afectados aumentará si “desmejoran las condiciones climáticas” en los próximos días.

Las lluvias se registran desde hace varias semanas en los tres departamentos (provincias) del Chaco, que delimita con Argentina, Brasil y Bolivia, pero la región más castigada es la del Chaco Central, en las proximidades del río Pilcomayo.

Este río, que separa Presidente Hayes y Boquerón con las norteñas provincias argentinas de Salta y Formosa, nace en Bolivia y en su desborde también ha inundado numerosos poblados, entre ellos aldeas indígenas, y extensas áreas ganaderas en el lado paraguayo.

Las autoridades chaqueñas reportaron la pasada semana la muerte de dos lugareños en situación de aislamiento por falta de atención médica, a los que se sumó el pasado fin de semana una mujer que no pudo ser evacuada a tiempo.

Saldívar explicó que se ha completado la evacuación del Fortín General Díaz, un poblado situado entre Boquerón y Presidente y cerca de Formosa, y la asistencia proseguirá hasta completar el traslado de los afectados a lugares altos y seguros.

En algunos lugares, las brigadas han tenido que arrojar alimentos y abrigos desde los helicópteros ante la imposibilidad de que estas aeronaves puedan descender.

El ministro del Ambiente, Oscar Rivas, destacó las labores de rescate, en la que colaboran unos 400 militares y el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, aunque vaticinó un “escenario preocupante” si no mejoran las condiciones climáticas.

Añadió que en las regiones afectadas hay “150.000 cabezas de ganado en situación de riesgo”.

El servicio veterinario nacional autorizó el traslado de 188.383 reses de 329 propietarios asentados en Presidente Hayes y Boquerón con régimen especial para proteger el hato ganadero, segunda fuente de ingreso de la economía después de la exportación de la soja.

El Gobierno paraguayo decretó el pasado viernes la emergencia en el Chaco a fin de disponer de mayores recursos para asistir a los damnificados, mientras se espera que el Congreso complete otra medida similar.

 

About author